Madrid. 18 de Julio de 2012 — Entre las principales conclusiones del Estudio Global Workforce 2012 de Towers Watson destacan las siguientes.

  • La compensación impacta en el compromiso del empleado por primera vez en España: Las empresas deben encontrar formas creativas de compensar
  • El perfil del empleado en España: inmovilista y poco comprometido con la empresa
  • El estilo de liderazgo español necesita renovarse ya que impacta directamente en el compromiso
  • España tiene los niveles de estrés más altos de Europa

La motivación del empleado está cambiando

La Alta Dirección de la empresa es valorada de forma crítica. El perfil del empleado español: inmovilista y poco comprometido con la empresa.

Las conclusiones del Global Workforce Study 2012 revelan que el empleado valora, más que nunca, la solidez de la empresa, así como un liderazgo eficaz en el que confiar para llevar a la compañía a “buen puerto” en este entorno económico tan desfavorable.

Sólo un 33% piensa que la Alta Dirección de su empresa tiene sincero interés en el bienestar de los empleados y un porcentaje algo mayor, un 40% confía en el trabajo que hace la Alta Dirección.

Sin embargo, parece que los empleados siguen refugiándose en la estabilidad y seguridad de tener un puesto de trabajo, ya que un 46% no tiene intención de dejar su empresa, aunque se le ofrezca un trabajo similar en otra compañía. De hecho, el 53 % de la muestra preferiría trabajar para la misma empresa toda la vida.

La compensación impacta en el compromiso del empleado por primera vez en España: Las empresas deben encontrar formas creativas de compensar.

Esto no significa que los empleados demanden un salario mayor, sino que deben introducirse nuevos mecanismos de flexibilidad en el trabajo como elemento de compensación adicional. Un 48% piensa que no existe una correlación entre su salario y sus funciones, y un 42% opina que no se les compensa adecuadamente.

Europa está "estresada y España mucho más

Tanto en Europa como en España, los empleados sufren de "estrés" en su trabajo. En nuestro país casi la mitad de la muestra dice sufrir excesiva presión en su trabajo (49%), lo que refleja un claro incremento en los niveles de estrés respecto al 2010, donde el porcentaje era de un 43%. Esta variable se encuentra por encima de la media europea, donde solo un 35% siente presión excesiva en su trabajo. Por otro lado, en España únicamente un 35% de los empleados opina que los niveles de estrés son manejables, frente al 50% de los encuestados en Europa.

Los empleados piensan que la situación no mejorará en el corto plazo con respecto a los niveles de estrés y cargas de trabajo. Un 48% piensa que su empresa espera que los empleados trabajen más horas de lo normal durante los próximos 3 años. Un dato muy similar se da en Europa, donde un 41% de los empleados también opina lo mismo. Sin embargo, en España un 60% afirma que en los últimos 3 años los empleados ya han trabajado más horas de lo normal, con respecto al 52% de la muestra europea.

Acerca del estudio

El Global Workforce Study 2012 analiza las tendencias del mercado de trabajo en materia de atracción, retención y compromiso de los empleados. Realizado a nivel global, cada dos años, por Towers Watson, esta edición se ha realizado en 29 países sobre una muestra de 33.000 empleados y 1.018 profesionales en la muestra de España; de la que un 60% son hombres y un 40% mujeres, un 66% mayores de 35 años y un 35% menores de 35, y un 6% mayores de 55, un promedio de 37 años. Más del 40% de la muestra trabaja en empresas de más de 10.000 empleados.